hombre-plantando

Si te has decidido a comprar o a hacer un jardín vertical para tenerlo en tu casa es fundamental elegir bien las plantas que puedes tener para que se establezcan y crezcan bien.

Poseer un jardín vertical es una magnífica manera de ahorrar espacio sin dejar de cultivar una gran cantidad de plantas y flores que como cualquier vegetal requieren de cuidados especiales para que prosperen.

Estos cuidados se van a minimizar si eliges bien las plantas a cultivar en función de 4 elementos que van a determinar el éxito o fracaso del jardín vertical.

Estos factores son: ubicación, exposición solar, sustrato y necesidad de agua.

En este post vamos a ir punto por punto analizando esos factores para ayudarte a seleccionar las plantas con buen criterio, aunque no tengas conocimientos previos de jardinería.

Plantas para jardín vertical según la ubicación.

La primera elección y por ende uno de los factores fundamentales es saber dónde vas a poder disfrutar de tu jardín vertical, si en el exterior, ya sea terraza, balcón o patio; o en el interior de tu hogar.

Plantas para jardín vertical exterior.

Las plantas para jardín vertical exterior se caracterizan por su capacidad para desarrollarse al aire libre. La mayoría de especies son muy resistentes y necesitan menos mantenimiento.

Algunas plantas que se pueden utilizar en jardín vertical de exterior son:

Cinta (Chlorophytum comosum), Adonis (Duranta repens, Duranta erecta), Lechuguilla (Ajuga reptans), Ajo de Jardín (Tulbaghia violácea), Ajuga reptans, Platycerium bifurcatum, Geranios, Begonias, Hoya, Tradescantias, Helechos, Orquídeas.

Plantas para jardín vertical interior.

Con las plantas de interior debemos ser más selectivos puesto que deben ser capaces de soportar factores que no son muy amigos de las plantas como el aire acondicionado o la climatización de la casa.

Plantas que se desarrollan bien en un jardín vertical interior son:

Helecho Espada (Nephrolepis exaltata), Filodendro (Philodendron Scandens), Cintas (Chlorophytum comosum «variegatum»), Espatifilo (Spathiphyllum wallisii), Costilla de Adán (Monstera deliciosa), Falso Helecho (Dryopteris affinis), Begonia (Begonia rex), Poto (Epipremnum aureum neon).

Plantas para jardín vertical según la exposición solar.

Al elegir las plantas para tu jardín vertical hay que tener en cuenta que exposición al sol o tolerancia a la sombra necesitan y el lugar donde vas a instalar tu jardín vertical debe satisfacer estas necesidades.

Vamos a separar las especies en cuanto su exposición al sol en tres grupos:

Plantas de sol para jardín vertical.

Estas plantas van a necesitar al menos 6 horas de luz solar directa todos los días. Citamos algunas especies para que puedas elegir:

Muermera (Clematis flammula), Romero (Rosmarinus officinalis), Tomillo (Thymus Vulgaris), Hiedra (Hedera Helix), Tradescantias.

Plantas de media sombra para jardín vertical.

Las plantas de media sombra o sol parcial necesitan de 4 a 6 horas de luz solar diaria. Algunas especies con estos requisitos pueden ser:

Colchón de novia (Soleirolia soleirolii), Hiedra (Hedera Helix), Helechos, Begonias.

Plantas de sombra para jardín vertical.

Las plantas de sombra completa solo necesitan de 2 o menos horas de luz solar a diario. Son plantas de sombra para jardín vertical:

Azalea Japónica (Rhododendron japonicum), Begonias, Helechos, Hortensia de invierno (Bergenia cordifolia), Cáscara de nuez (Peperomia caperata), Costilla de Adán (Monstera deliciosa), Hosta pluma blanca (Hosta undulata univittata), Orquídea (Dendrobium nobile), Tiarela (Tiarella cordifolia), Cinta o lazo de amor (Chorophytum comosum), Poto (Epipremnum pinnatum).

Sustratos para jardines verticales.

Elegir buenos sustratos es clave para el establecimiento y desarrollo del jardín vertical. En el mercado puedes encontrar muchas variantes, pero lo esencial y requisito imprescindible que tiene que cumplir todo sustrato para jardín vertical es que sea ligero y rico en nutrientes.

Los sustratos más utilizados en jardinería vertical son mezclas que tienen como objetivo elevar la capacidad de retención de agua, conseguir buena aireación y aportar los nutrientes necesariosl. Algunos de los productos utilizados en las mezclas son:

Fibra de coco: permite un excelente desarrollo de las raíces y mantiene una elevada aireación, además de ser rico en nutrientes y tener capacidad alta de retención de agua.

Musgo mágico (Sphagnum): Aporta nutrientes y ofrece una oxigenación perfecta para las plantas.

Turba rubia: Tiene buen nivel de retención de agua y nutrientes, al mismo tiempo que favorece la aireación. Hay que tener en cuenta la variabilidad de ph que puede resultar una contrariedad para las plantas.

Jardines Verticales según necesidad de agua.

El último factor importante para elegir las plantas de tu jardín vertical es agrupar en tu composición especies que requieran la misma cantidad de agua, es decir, que haya que regarlas más a menudo o, por el contrario, soporten grandes temporadas sin necesidad de agua.

Los sistemas de riego de los jardines verticales permiten controlar muy bien el volumen de agua que se le administra a las plantas porque casi siempre se riega con tuberías interiores con goteros, gomas de exudación o de forma directa con pulverizador.

Un grupo de especies que necesitan muy poca agua para sobrevivir son las suculentas, Las suculentas o crasas son el grupo de plantas más adecuado para condiciones de sequía, tienen la capacidad de almacenar agua y tienen un metabolismo específico que les permite aprovechar mejor los recursos ambientales, son plantas típicas de zonas áridas e incluso desérticas.

Algunas de las especies de suculentas más utilizadas en jardines verticales son las Crássulas, las Echeverias y los Sedum.

Plantas que necesitan más riego: Begonias, Helechos, Filodendro, Albahaca, Violetas, Dalias.

Especies que requieren poco riego: Hiedra, Potos, Cintas, Romero, Tomillo, Orégano.

En resumen, para que tu jardín vertical sea una garantía de éxito, hay que agrupar bien las plantas que vas a utilizar según las necesidades y características de cada una. Es decir, las especies de sol con las especies de sol, las que requieran mucho riego todas juntas y así hasta alcanzar tu jardín vertical perfecto.